Lunes, 24 Abril 2017

Carta Magna - Eje 1

1.- Alimentando la fe, la espiritualidad y los valores evangélicos

 


Los colegios en la tradición de Edmundo Rice, en conjunto con la familia y las comunidades parroquiales, se abocan a brindar y desarrollar una educación católica que cultiva una fe viva, fomenta la espiritualidad cristiana y educa con valores evangélicos. Se trata de verdaderos “colegios en pastoral” donde estas vivencias sustentan todo el quehacer de la comunidad educativa.


 

El Colegio Cardenal Newman:

 

1.1  Es fiel a la vida de Jesús

 

La educación católica es un ministerio que se basa en la visión que tenía Jesús de la humanidad, tal como lo expresó en su vida y en sus enseñanzas. Jesús vino para que nosotros “tengamos vida, y la tengamos en abundancia” (Juan 10:10). La vida de cada persona tiene el potencial de ser transformada a través de un encuentro íntimo con Jesús.

 

1.2  Busca el desarrollo de la persona en su totalidad

 

Ofrece experiencias de enseñanza y aprendizaje innovadoras, equilibradas e integradas. Reconoce que la persona tiene dimensiones físicas, intelectuales, sociales, espirituales y estéticas. Es por eso que la amplia oferta de actividades extracurriculares que el Colegio brinda tiene por objetivo que el alumno pueda explorar más en profundidad las diversas áreas y así ir encontrando vocaciones en los más diversos planos de la realización personal. La elección de actividades debe ser tanto estimulada como orientada de forma tal que el alumno las vivencie sanamente, sin exitismos ni sobreexigencias.

 

1.3  Reconoce a María como modelo de fe

 

Imitando el profundo amor de Edmundo Rice por María a quien siempre vio como modelo de discipulado, el colegio busca encarnar las actitudes de la Virgen: su atención a las necesidades de los demás, su disponibilidad y entrega.

 

1.4  Promueve una espiritualidad compasiva y solidaria.

 

En conjunto con las familias y las comunidades parroquiales, procura cultivar y alentar una espiritualidad cristiana compasiva y solidaria. La celebración de la eucaristía dentro de la comunidad es una expresión nutricia y viva de la fe compartida. La vida espiritual de cada persona se desarrolla mediante los sacramentos, la oración, las celebraciones, la historia sagrada y la música religiosa.

 

1.5 Fomenta una fe viva a través de la acción por la justicia social y ecológica

 

La preocupación por la justicia social no puede estar separada de la preocupación de la justicia ecológica. El colegio plantea la necesidad de profundizar y extender proyectos de acción social que ayuden al alumnado a comprender, vivenciar y contribuir para cambiar la realidad de los que padecen  injusticia social.

Asimismo, los problemas ambientales y de justicia están relacionados con la manera en que los seres humanos están llamados a relacionarse con la Creación. La educación lleva a las personas a sentirse responsables de su interconexión con la tierra y con el lugar que ocupan en el cosmos. Las alienta a vivir en armonía con la Creación, a respetar y cuidar el ambiente, a preocuparse cuando se ve amenazado con la destrucción y a fascinarse al descubrir las maravillas del universo. Se celebran los dones recibidos de Dios en la Creación y se da gracias por ello en la oración y en la liturgia. 

 

1.6 Prioriza recursos

 

Dada su misión, el colegio prioriza la educación religiosa, la espiritualidad, la contención pastoral, la justicia social y la justicia ecológica en la distribución de recursos.